La "K invertida" no sirvió y costó 500 millones de pesos
La "K invertida" no sirvió y costó 500 millones de pesos
TENDENCIAS:

La "K invertida" no sirvió y costó 500 millones de pesos

La "K invertida" no sirvió y costó 500 millones de pesos
Foto: El Universal
Por: |
(El Universal)
La pieza clave de los trabajos de mantenimiento que llevó a cabo la Comisión Nacional del Agua (Conagua) en el Sistema Cutzamala llamada “K invertida” no sirvió.

Quedó partida en tres y arrumbada en el predio donde se ubica la Planta Potabilizadora Los Berros, entre las líneas uno y dos que suministran de líquido potable al Valle de México.

Se trata de unos tubos que conectarían cuatro frentes de las líneas de abastecimiento de agua proveniente de la planta; sin embargo, tras 150 horas de trabajos, ya no funcionó.

En sólo tres días resultó inservible la “K” diseñada por ingenieros mexicanos —con un peso de 185 toneladas de acero— que ocupó gran parte de los 500 millones de pesos destinados a las labores de mantenimiento, anunció la comisión.





Hasta hoy, afirmó el vocero de la Conagua, José Luis Alcudia Goya, el material quedará entre las dos líneas de abastecimiento hasta realizar un análisis de reingeniería que permita su correcto uso.

Para restablecer el suministro de agua, personal de la Conagua colocó de nueva cuenta los tubos antiguos que quitaron inicialmente para asegurar el funcionamiento de la Línea 1.

La “K invertida” se convirtió en el motivo más importante de los trabajos que provocaron el megacorte de agua en 13 alcaldías de la Ciudad de México y 12 municipios mexiquenses, planteado en un principio para tres días, que terminó en siete.

VER MÁS: La "K invertida" no funcionó para restablecer servicio de agua en la CDMX, ¿qué pasará con ella?

Con esta obra se dividirían los nueve motores-bomba que impulsan 16 mil litros por segundo a mil 100 metros de altura, permitiendo que, para cada línea, fueran designados cuatro motores y tener un “comodín”.

Los estudios para introducir esta pieza se iniciaron desde el año 2013, para ello la Comisión Nacional del Agua contrató a consultores externos, explicó el director general, Roberto Ramírez de la Parra, quien en principio confirmó que su uso permitiría que dieran mantenimiento a una de las líneas sin tener que detener la otra; pero al final, todo volvió a quedar como estaba en un principio, y con los mismos materiales.

Desperfectos

El viernes por la noche debieron cortar tres metros de una pata porque quedaba con una ligera inclinación. Para soldarla de nuevo se requirió de un grupo de 16 trabajadores adicionales a los 420 que ya laboraban en la operación, en una maniobra de 11 horas.




Para el domingo, fue conectada, y tras cuatro horas de poner en marcha el bombeo, identificaron que la pieza tuvo un desplazamiento horizontal de cuatro centímetros, “el agua al interconectarse en el enlace entre las dos líneas, arrastró la ‘K’ sobre el suelo”, confirmó De la Parra.

Sobre los detalles del error, tanto el vocero como el director general coinciden en que deben realizar un análisis para determinar si tenía que ser reforzada o qué medidas debía tener, pues el movimiento que generó el suministro del líquido por los ductos fue “superior a 3 mil toneladas”.

Es decir, por el momento la decisión de la Conagua fue inhabilitar la pieza “K”, que no haya interconexión entre las líneas, eso no significa que no funcionen ambas porque la alimentación es por parte de los motores en donde fue colocada una y que permite ponerlos a funcionar.

“Entonces, en estricto sentido, podremos usar las dos líneas de forma independiente o en conjunto, sin interconectarse entre ellas, de forma simultánea o no, como sea mejor [para su operción]”, explicó el titular de la Conagua.


La dependencia federal reportó ayer que se empezó a enviar el agua del Sistema Cutzamala a la capital a las 18:45 horas.
Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados