Comparte esta receta perfecta para San Valentín: Tarta de queso y chocolate
Comparte esta receta perfecta para San Valentín: Tarta de queso y chocolate
TENDENCIAS:

Comparte esta receta perfecta para San Valentín: Tarta de queso y chocolate

Comparte esta receta perfecta para San Valentín: Tarta de queso y chocolate
Por: |
(GH)
Una de las cosas buenas que tiene San Valentín es que la red se llena de tentadoras ideas para los amantes del chocolate.

Como es el caso de esta tarta de queso y chocolate para dos, que seguro pasará a formar parte de tu recetario personal por su delicioso resultado.

Ingredientes
(Para 2 personas)

• 1 Huevo
• 200 gr de Queso crema
• 40 gr de Yogur natural o queso fresco batido tipo quark o mascarpone
• 30 gr de Azúcar (opcional)
• 100 gr de Chocolate negro de buena calidad
• 5 ml de Esencia de vainilla
• Sal una pizca
• 5 gr de Cacao en polvo
• Agua necesaria

Preparación:

Sacar del refrigerador todos los ingredientes unos 30 minutos antes para que no estén tan fríos. Precalentar el horno a 170ºC y engrasar un molde redondo desmontable, de unos 15 cm de diámetro, o forrar con papel sulfurizado.

Derretir el chocolate al baño maría y dejar enfriar ligeramente. Batir en un recipiente mediano el queso crema escurrido con el huevo, la vainilla, la sal y el azúcar, en el caso de emplearlo. Batir a velocidad baja hasta que quede homogéneo.

Añadir el chocolate derretido y mezclar con varillas para no introducir más aire, mezclando bien hasta obtener una masa cremosa y sin grumos.

Agregar el yogur o queso (podemos ajustar añadiendo un poco más si quedara demasiado espeso), verter en el molde, igualando la superficie con una espátula, y hornear durante unos 50 minutos, hasta que al pinchar con un palillo en el centro salga limpio, o ligeramente manchado.

Es preferible no pasarse mucho de cocción para que quede más cremosa, así que mejor vigilar bien la tarta a partir de 45 minutos, porque cada horno es un mundo. Dejar enfriar fuera del horno antes de desmoldar y guardar en la nevera.

Para el glaseado tan solo hay que tamizar un par de cucharaditas de cacao en polvo y mezclarlas bien con un poco de agua tibia, hasta que quede sin grumos.

Al enfriarse y reposar un poco espesará, pero se puede ajustar fácilmente la textura añadiendo más o menos cacao o agua. Si fuera demasiado amargo, añadir azúcar glasé o edulcorante al gusto.

Con esta receta sale una tarta de queso y chocolate perfecta para compartir entre dos, aunque pueden salir perfectamente hasta cuatro raciones más comedidas, indica Informe21.

Es una delicia acompañada de frutos rojos, compota o mermelada de fresas, nata montada casera o buen helado de vainilla.
TÓPICOS:
Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados