Casa Betania, 40 años al servicio de la comunidad

Casa Betania, 40 años al servicio de la comunidad

TENDENCIAS:

Casa Betania, 40 años al servicio de la comunidad

Casa Betania, 40 años al servicio de la comunidad
Foto: Alberto Rosales
Por: |
MEXICALI, Baja California(GH)
La iniciativa de un grupo de mexicalenses interesados en ayudar a la población migrante fundó hace 40 años la Casa Betania, que se mantiene en operaciones gracias a la perseverancia de sus voluntarios, y las aportaciones de la sociedad.

Sin embargo, la institución dedicada a brindar resguardo, alimentos y orientación a la población que busca emigrar a Estados Unidos por la frontera de Mexicali enfrenta año con año importantes retos que parecen cada vez más difíciles de superar.

“La temporada de verano en especial es exageradamente costosa para nuestra operación, como en todas las asociaciones civiles que apoyamos de alguna manera a la sociedad”, comentó el coordinador de la Casa Betania, Jorge Verdugo.

La casa hogar mantiene un déficit de operación mensual de aproximadamente 10 mil pesos.

Los gastos que no alcanzan a ser cubiertos se sortean con las ayudas extraordinarias que algunas empresas, familias o voluntarios particulares acercan a la institución.

“No alcanzan los recursos para atender a la gente que viene por apoyo. Somos tratados por Comisión Federal de Electricidad (CFE) como si fuéramos negocio, en vez de apoyarnos nos cobra una tarifa elevada aunque no somos comerciantes. Para nosotros que servimos a la sociedad, esa es la dificultad más grande”.

Explicó que en los servicios de agua potable, gas LP, despensa y mantenimiento de las instalaciones se invierte el recurso restante, luego de cubrir la cuota de electricidad.

A pesar de las dificultades, la labor social de Betania ha trascendido al paso de los años, según don Jorge, gracias al buen corazón de sus benefactores y voluntarios.

“La comunidad siempre ha apoyado las causas nobles, les reconocemos y agradecemos a todos. Mucha gente no nos conoce porque nuestra ubicación es retirada, pero estamos seguros de que si nos conocieran nos apoyarían, porque la gente de Mexicali es así”.

Casa Betania presta sus servicios los 365 días del año, de 4:00 de la tarde a 8:00 de la mañana.

Diariamente, reciben donativos para mantenerse en funcionamiento en sus instalaciones ubicadas en Lago Hudson 2408, colonia Xochimilco.

Alimentos enlatados y granos, objetos de higiene personal como crema dental, jabón corporal, cepillos, y desodorantes, así como limpiadores para el hogar, zapatos, ropa para hombre y cobijas en buen estado son los artículos que más requieren.


Un poco de historia


•La también conocida como Casa del Migrante se fundó hace 40 años por un grupo de parroquianos de la Diócesis de Mexicali, que se dedicaban a ayudar a ese grupo de la población desde sus primeras instalaciones, en la calle Madero del Centro de la ciudad.

•Tras la donación de un par de terrenos en la colonia Xochimilco, hace 28 años la casa se construyó y se estableció en esa demarcación, donde se mantiene hasta ahora.

•Fue hasta el año de 1999 cuando sus directivos obtuvieron el registro legal como asociación civil y ante el Servicio de Administración Tributaria, permitiéndoles acceder a ayuda gubernamental y donaciones deducibles de impuestos por particulares.

•Ser hombre y ser mayor de edad son los únicos requisitos que se piden para acceder al apoyo de esta institución.

•Actualmente cuenta con 42 camas, en las que se brinda un espacio para que igual número de migrantes pasen hasta cuatro noches en la Casa Betania.

•Las inclemencias climatológicas del verano e invierno han llevado a sus administradores a tomar la decisión de duplicar el cupo, pues “es preferable que estén incómodos a que estén a la intemperie”, señaló el coordinador.

•Diariamente, voluntarios acuden al comedor de Betania para servir la cena y convivir con los migrantes en punto de las 6:00 de la tarde.

•El desayuno, ducha, ropa limpia y llamadas telefónicas también se les brinda en la casa albergue.

•Migrantes centroamericanos son quienes más acuden por apoyo, indicó Jorge Verdugo, seguidos por connacionales deportados de Estados Unidos, a quienes se ayuda sin importar religión o condición política.

TÓPICOS:
Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados