Inicio

Sabado, 16 de noviembre 2013 06:00
COLUMNAS
 
Satiricosas
Manú Dornbierer |
Comentarios
México DF, centrodel espionaje mundial
Barack Obama solicita a Brasil y a México, a los presidentes Roussef y Peña “sus socios”, que olviden el espionaje de que los ha hecho víctimas el gobierno de Estados Unidos. Sana, sana, colita de rana, aquí no pasa nada y es natural que en este planeta todos nos espiemos los unos a los otros. Así debe ser entre presidentes, porque los pueblos importan un comino.

Si tan inocuo y normal es el espionaje, entonces no se entiende el odio furibundo que el gobierno de USA manifiesta contra heroicos detractores propios y ajenos, al grado de pedir para ellos la pena de muerte “legal”, desde el soldadito Bradley Manning al que finalmente obligaron a pedir perdón “a su país” por el horrible crimen de informar al periodista australiano Assange de lo chismosos y malportados que son los funcionarios diplomáticos estadounidenses, hasta Snowden al que tienen prácticamente amenazado de los peores tormentos por haber detallado el multicitado y tan “inofensivo” espionaje.

Recordemos que para atraparlo, el gobierno gringo obligó a gobiernos europeos a impedir el vuelo al avión de un presidente latinoamericano, Evo Morales de Bolivia, al grado de que lo hicieron descender en Viena la capital austriaca para checar que no llevara a Snowden a bordo. De igual manera no se explica la persecución detestable contra el héroe del hemisferio sur Assange, en combinación con el gobierno de Suecia y de Gran Bretaña por haber revelado al mundo lo que se decían entre sí los que tienen el poder en tanto arruinaban con sus bushguerras a Iraq y complicaban la de Afganistán. Ah, pero como no tienen argumentos, lo acusan de haber “violado” a un par de golfas, una de ellas cubana-estadounidense que le mandó de regalo-envenenado la CIA. Assange, a través de sus mundialmente famosos wikileaks, dio en príncipio la voz de alarma de la inmoralidad manifiesta de los gobiernos occidentales al revelar lo que entre funcionarios se decía sobre toda suerte de temas candentes, desde las citadas guerras hasta chismes de alcoba,

Al denunciar los aberrantes métodos del cínico imperio, esos jóvenes actuaron por lealtad a la comunidad internacional si es que no a la especie humana. Pero los acusan de traidores a un país y no simplemente al gobierno de USA que de hecho está siendo juzgado severamente por gran parte del propio pueblo estadounidense que sabe que él también padece la manipulación del nuevo “Orden Mundial”.

Bradley Manning se declaró culpable de filtrar documentos clasificados, aunque evitó inculparse de los cargos más graves que le imputaban. Argumentó el inocente de entonces 25 años, que pasó información a WikiLeaks para “abrir un debate público” sobre el papel de Estados Unidos en el mundo. “Tras tres años de prisión provisional, cuyas condiciones fueron controvertidas en algunos períodos, el Pentágono formuló una acusación formal contra Manning, y un tribunal militar le condenó en agosto de 2013 en primera instancia a cumplir una pena de 35 años de prisión y a su expulsión del ejército con deshonor.

Y esta es la extraña info a su respecto en Wikipedia: El 22 de agosto de 2013, Manning manifestó públicamente su identidad como mujer transexual, expresando su decisión de iniciar un tratamiento hormonal para cambiar de identidad. Bradley Edward Manning, que desde agosto de 2013 utiliza el nombre de Chelsea Elizabeth Manning (Crescent, Oklahoma,17 de diciembre de 1987), fue soldado y analista de inteligencia del ejército de los Estados Unidos. Su notoriedad internacional se debe a lo dicho, a filtrar a Wikileaks miles de documentos clasificados conocidos como los Diarios de la Guerra de Afganistán. En cuanto a Iraq, fueron numerosos los cables diplomáticos de diversas embajadas estadounidenses que filtró, además del video del ejército conocido como Collateral Murder, ‘Asesinato Colateral’, referente a los miles de víctimas civiles abatidas por el glorioso ejército gringo.

El australiano Julián Assange al que nunca protegió el gobierno de su país de origen - aunque después propuesto para senador- se encuentra arraigado en la embajada de Ecuador en Londres y protegido hasta 2017 por el presidente de ese país, Rafael Correa, y por los millones de sus fans en el mundo. A ver si los ingleses se portan como gentlemen y dejan de ser gatos del gobierno gringo, otorgándole la posibilidad de salir de Inglaterra con un digno salvoconducto en vez de obligarlo a ponerse en manos de los suecos que lo persiguen por violador de las lagartonas de la CIA. Como de locos.

En cuanto a Edward Snowden, el ex agente de la CIA precisamente que dio la alerta sobre el espionaje generalizado, soltando 200 mil documentos secretos, se autoasiló al principio en el aeropuerto de Moscú y posteriormente fue invitado por el propio Putin a “sentirse libre”. Debemos salvar a un hombre que dice que lo que más teme es pensar que a la humanidad ya no le importa su calidad de rebaño que acepta pasiva la tiranía capitalista a través del espionaje y otros medios criminales, con los que manipulan totalmente al mundo para su fácil explotación. Edward Joseph Snowden (21 de junio de 1983, Elizabeth City, Carolina del Norte) residía en Hawaii y se cree que actualmente está en Rusia. Fue informante y antiguo empleado de la Agencia Central de Inteligencia, la CIA. En junio de 2013, Snowden hizo públicos, a través de los periódicos The Guardian y The Washington Post, (y en México La Jornada) documentos clasificados como altamente secretos sobre varios programas de la NSA, Agencia de Seguridad Nacional, incluyendo el programa de vigilancia, por no llamarlo de profundo espionaje PRISM. Tal es el nombre de un sistema de vigilancia electrónica calificado de Top Secret a cargo de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) desde 2007. El alcance de PRISM habría sido tal que Estados Unidos pudo haber espiado a más de 35 líderes mundiales. El Departamento de Justicia de USA ha clasificado la participación de Snowden como un “asunto criminal.

Y, se preguntará el lector ¿qué tanto tiene que ver todo esto con el título de este artículo?

EL ESCÁNDALO ES MUNDIAL:

Con información de Boliviasol, que se define así: “ Somos un grupo de personas del Area Metropolitana de Washington, D.C., empeñados en el esfuerzo de apoyar a los movimientos sociales de Bolivia en su lucha por la justicia social y económica, los derechos humanos, la democracia, la dignidad y la soberanía (…), la revista Proceso explica lo sucedido en el corazón de la capital de México ¡Paseo de la Reforma! durante el nefasto calderonato.

“En México: El gran centro de espionaje de Washington”.

MÉXICO, D.F., 14 de noviembre (Proceso).- Con el gobierno de Felipe Calderón, Estados Unidos logró lo que siempre ambicionó: establecer en la Ciudad de México un centro de espionaje. Y fue el ascenso del narcotráfico en el país el que abrió la puerta a todas las agencias de inteligencia estadounidenses, predominantemente militares, para que operen desde el Distrito Federal sin necesidad de encubrir a sus agentes como diplomáticos.

El establecimiento de la Oficina Binacional de Inteligencia (OBI) fue autorizado por Calderón, luego de las negociaciones con Washington, que inició su predecesor, Vicente Fox Quesada. En los encuentros participó el director del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), Guillermo Valdés Castellanos, sin tomar en cuenta las objeciones de las Fuerzas Armadas.

A través de la OBI, Calderón dio entrada ya a los agentes de inteligencia estadounidenses para que investiguen sin problemas a las organizaciones del crimen organizado y del narcotráfico. Además, pueden vigilar a las mismas dependencias gubernamentales, incluida la Secretaría de la Defensa Nacional y la Marina, así como las representaciones diplomáticas acreditadas en México.

Las instalaciones del cuartel general de los agentes del Pentágono, la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés), el Buró Federal de Investigación (FBI), así como de los departamentos de Justicia, de Seguridad Interior y del Tesoro se localizan en el edificio comercial ubicado en el número 265 de avenida Paseo de la Reforma, a unos 250 metros de la embajada de Estados Unidos.

En la OBI es el Pentágono el que tiene la presencia más significativa, pues desde ahí operan la Agencia de Inteligencia Militar (DIA), la Oficina Nacional de Reconocimiento (NRO) y la Agencia Nacional de Seguridad (NSA). Le sigue el Departamento de Justicia, también con tres agencias: el FBI, la agencia federal antinarcóticos (DEA) y el Buró de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF).Con dos servicios está el Departamento de Seguridad Interior: Inteligencia de Guardia Costera (CGI) y la Oficina de Cumplimiento Aduanal y Migratorio (ICE); mientras que el Departamento del Tesoro tiene agentes de la Oficina de Inteligencia sobre Terrorismo y Asuntos Financieros (TFI). Además, la OBI abrió dos oficinas “satélites”: una en Ciudad Juárez y otra en Tijuana, donde los agentes estadounidenses comandan “fuerzas de tarea” contra el narcotráfico, con el apoyo de personal mexicano” (extracto del reportaje principal que se publica en la edición 1776 Proceso, en circulación).

¿Y NO LE VAMOS A APLICAR JUICIO POLÍTICO Al GENOCIDA CALDERÓN?



*La autora es analista y crítica política.

Correo: librosdemanu@gmail.com

En Internet: http://satiricosas.es.tl

Twitter: @manouscrita


Fecha de Publicación: 16/11/2013