Califican como 'situación aterradora' al caso de ex policía prófugo
LOS ANGELES, California. Como 'una situación extremadamente preocupante y aterradora' definió hoy el jefe de la policía de Los Angeles, Charlie Beck, al caso de un ex agente que es buscado como sospechoso de matar a tres personas y herir a dos oficiales. En una rueda de prensa, Beck indicó que el ex policía Christopher Jordan Dorner, un afroestadunidense de 33 años, está armado y es 'extremadamente peligros'. 'Claro que sabemos lo que está haciendo. Lo entrenamos', declaró Beck a reporteros al insistir en que la situación es 'muy preocupante' e instar a Dorner a entregarse. 'Esto ha ido demasiado lejos y nadie mas necesita morir', aseveró el jefe del Departamento de Policía de Los Angeles (LAPD), luego de difundirse que el ex policía amenazó con iniciar 'una guerra asimétrica y poco convencional contra la policía'. Dorner desató una alerta máxima en la región tras supuestamente asesinar a tres personas, entre éstas un policía, y herir a dos agentes más. El ex policía colocó un manifiesto en su cuenta de Facebook donde se ve una fotografía portando un rifle de alto poder, con una advertencia de seguir matando a más agentes y de poseer numerosas armas. En su manifiesto, Dorner advirtió tener información de muchos policías y sus familias y lanzó una amenaza de que muy pronto tendrán noticias de él. Asimismo, el ex policía se queja en su escrito de actos de discriminación y racismo, así como de abusos que sufrió en los tres años que estuvo como agente de la policía de Los Angeles. Dorner es acusado de asesinar el pasado domingo a una pareja en Irvine -la novia era la hija de un capitán retirado del LAPD-. Además, cuando la víspera agentes intentaron arrestarlo, el ex policía los repelió a tiros en Corona y luego en Riverside. En el primer incidente, Dorner hirió en la cabeza a un agente y huyó de la escena. En el segundo percance, el ex policía disparó a dos agentes matando a uno de ellos e hiriendo al otro, quien tras ser operado se ha reportado en condición estable. Beck aceptó que esta mañana en Torrance hubo una confusión con agentes de la policía que dispararon a una camioneta parecida a la de Dorner, incidente en el que resultaron heridas dos repartidoras de diarios. 'Fue un caso de error de identidad (...) Una persona sufrió una herida menor en una mano y la otra en la espalda, pero ambas están en condición estable', añadió. De acuerdo con la versión digital del diario Los Angeles Times, los reportes de que Dorner se encontraba parapetado en un hotel de San Diego resultaron falsos y su búsqueda aún se mantiene por las autoridades policiacas en California y Nevada.