Los animales también saben cómo seducir a sus parejas

Los animales también saben cómo seducir a sus parejas

TENDENCIAS:

Los animales también saben cómo seducir a sus parejas

Los animales también saben cómo seducir a sus parejas
Los animales también saben cómo seducir a sus parejas Foto: Tomada de la Red
Por: |
(Tomada de la Red)
Las características del amor romántico, como lo viven los seres humanos, a nivel físico y comportamental, se encuentran también en el mundo animal, según un estudio de la bióloga y antropóloga Helen Fisher. Pero los animales no disponen de tanto tiempo como nosotros, y su noviazgo no puede durar largos años. Ellos deben aparearse en la temporada adecuada, y por lo tanto, suelen enamorarse a primera vista.

El cortejo romántico es clave para muchos animales. Estos, como los seres humanos, ponen en práctica actitudes y conductas instintivas para seducir a la pareja deseada. En la mayoría de las especies la elección de la pareja es de las hembras, hecho que se vuelve de gran importancia evolutiva para los machos. Lo que las hembras prefieren de los machos varía considerablemente de una especie a otra, y es por eso que los gestos o rituales de cortejo que encontramos dentro del reino animal son muy diversos.

Desde nuestro punto de vista, algunos nos pueden parecer bonitos, otros curiosos y otros repulsivos, pero no deja de ser un espectáculo admirable y, en algunos casos, una fuente de inspiración para San Valentín.

Caballitos de mar

Empezamos con uno de los animales más ‘románticos’ del mundo animal. En el aspecto reproductivo, los caballitos de mar mantienen una relación monógama muy estrecha, llena de contacto físico repleto de ‘caricias’. Su ritual de apareamiento comienza con el cortejo donde el macho inicia una danza alrededor de la hembra produciendo chasquidos con el cráneo y cambiando de color. La hembra estira el cuerpo apuntando con la cola hacia abajo y la nariz hacia la superficie, momento en el cual el macho retrae la cola y comienza a succionar y bombear agua por la bolsa del vientre. Después, el macho estira el cuerpo y une su vientre al de la hembra. La pareja se engancha y la hembra pone su órgano desovador en la bolsa del macho y salen los huevos. Es ahí cuando el macho libera el esperma para fecundarlos.

Esta es una de las pocas especies donde es el macho y no la hembra quien se encarga de “dar a luz” a sus crías.
TÓPICOS: MASCOTAS

Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados