Ir Arriba

Inicio

¿Es usted feliz?

¿Es usted feliz?

¿Es usted feliz?
20 de marzo, Día Internacional de la Felicidad. Foto: Victor Medina
Por: |
MEXICALI, Baja California(GH)
¿Cuándo fue la última vez que disfrutó un sonido, un olor o simplemente le sonrió a alguien más, cuando una imagen o recuerdo le provocó placer o tuvo risas hasta lagrimear?

El disfrutar los pequeños grandes momentos son actitudes naturales de una persona que vive en felicidad.

La psicóloga Yéssica Martínez presenta tres preguntas para que analice si es feliz, primero es: ¿Estoy donde quiero estar?, ¿estoy haciendo lo que quiero hacer? Y ¿estoy con quien quiero estar?

Si a una de las tres preguntas respondió que no, algo sucede en su vida que no le permite llevarla con felicidad y aquí le presentamos algunas recomendaciones en el Día Internacional de la Felicidad.

¿Qué es la felicidad?

Yéssica Martínez Soto, coordinadora de Formación Básica en la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad Autónoma de Baja California, explicó que la felicidad es subjetiva.

“Es un estado que se siente y se observa a través de las reacciones, conductas y el hacer, no es tácito, pero es sinónimo de bienestar humano, no es continua, es por momentos y tú decides ser o no ser feliz”, detalló.

De ahí surge que ser feliz es disfrutar los cortos espacios de plenitud que puede generar un nuevo aprendizaje, una persona, un olor, un sabor.

“Cambia la actitud y te va a cambiar la vida, los problemas existen, por eso la actitud determina cómo salir adelante, pero también la actitud te puede boicotear a ti mismo, por eso disfruta el aquí y ahora, los pequeños detalles como despertar y ser consciente de la vida…”.

“No hay una felicidad constante y continua, pero se aprende a disfrutar las cosas, hasta las más sencillas, tener la plenitud, el enfoque, el detalle, detalló.

La actitud


La actitud positiva o negativa genera cambios a nivel bioquímico en el cuerpo, por ejemplo se emite cortisol que está asociado con enfermedades al corazón y es la hormona del estrés en estados negativos.

Cuando el estado o actitud es positiva, como la risa, se genera endorfinas, oxitocina y se regula la serotonina que fortalece el sistema inmunológico y permite la liberación de toxinas.

Martínez Soto explicó que además el cerebro funciona a base de afirmaciones, si la persona constantemente se afirma que no podrá, el cerebro obedecerá.

La psicóloga y maestra en Estudios Socioculturales, Vanessa Jean Ruiz Ortega, agregó que las emociones no son negativas, el problema es cuando se convierten en recurrentes, constantes y fijas y se vuelven un sentimiento.

“Cualquiera se puede enojar, pero vivir enojado es diferente”, ejemplificó.

Una persona que no es feliz, es pesimista, casi no sonríe, no tiene objetivos personales, cuenta con altos niveles de estrés y adrenalina.

Físicamente tiene los hombros y cuello tensos, vista caída o baja, cuello colgado o encorvado hacia abajo, ceño fruncido y espalda encorvada.

En contraste una persona con felicidad es erguida y sonríe hasta 30 veces en un día, sin embargo un niño sonríe hasta 300 veces por día.


La psicóloga y maestra en Estudios Socioculturales, Vanessa Jean Ruiz Ortega.

La psicóloga Yolanda Silva explicó que no es sencillo observar el lado bueno de las cosas.

“Nadie nos entrena en la positividad, lo que nos duele nos duele y a veces es bueno carganos un poco en todo, berrear y patalear hasta quedarnos afónicos, pero una vez pasada la pataleta inicial y descargado todo el drama, también hay que saber parar”, señaló.

La depresión contra la felicidad

Ruth tiene 36 años de edad y hace dos años y medio le fue diagnosticado el Trastorno Límite de la Personalidad (TLP) el cual enfrentaba desde su juventud en medio de un torbellino de tristeza, llantos, ansiedad y depresión.

Desde que era niña comenzó con señales como pellizcarse las orejas y morderse los nudillos, más adelante un cuadro de irritabilidad en el hogar y llantos frecuentes y excesivos ante cualquier estímulo de tristeza.

Sin aún acudir con un especialista, enfrentó dos relaciones amorosas donde vivió violencia intrafamiliar con golpes y agresiones.

“Tenía pavor al abandono, lloraba incluso en la calle, sentía que quería morirme, que no iba a encontrar a nadie más, me echaba la culpa a mí, me hiperventilaba y tiraba cosas, porque no sabía controlar las emociones…”.

“Tenía una sensación de vacío, que no había logrado cosas en la vida, que tomaba malas decisiones y decidí ir al psiquiatra, donde una posible causa del trastorno fue un probable recuerdo de que a los 3 ó 4 años de edad algún familiar me tocaba, no recuerdo que pasó, pero sé que por algo está en mi mente…”.

“Cuando me dieron el diagnóstico, sentí tristeza, pero a la vez un alivio de saber qué tenía y comprendí por qué me pasaban tantas cosas”, narró.

Con los medicamentos antidepresivos se mantuvo un año en tratamiento, posteriormente optó por refugiarse en la religión y actualmente se encuentra tranquila, consciente del trastorno pero estable.

“Siento la tristeza, siento el dolor, pero sé qué es y sé que va a pasar y que no es para siempre, que hay cosas mejores…”.

“Dentro de la tristeza de la separación, por dentro me siento feliz, una felicidad distinta que no he experimentado en mis 36 años, a pesar de estar sola que ha sido ese siempre mi más grande miedo”, comentó.

Ruth aconsejó a las personas a conseguir ayuda, a los familiares a no juzgar ni señalar sin conocer lo que cada ser siente y piensa.

“Es muy difícil cuando las personas que amas te dicen que estás loco, pero yo no me permití tener esa ignorancia de que la sociedad me juzgara, cuando estás en depresión, lo que quieres es morirte y estás en tu caparazón de negatividad, por eso las personas no te deben de juzgar”, puntualizó.


Finalmente dijo que ella optó por ser feliz como una decisión.

La clave: sonreír

Los médicos de la risa señalan que sonreír provoca cambios en el estado de ánimo y actitud de las personas, tranquiliza y genera momentos favorables de alegría que se replican a la vida personal.

Alma Martínez, la médica de la risa conocida como la doctora manzana comentó que el cambio de actitud comienza con rodearse de un entrono positivo, consumir cosas que provoque alegría y mantener una postura física erguida.


Las médicas de la risa, Mimí, Marcianita y Manzana dan consejos para ser feliz.

“El saludo amable genera empatía y esto alegría y actitud positiva, la vida es corta, sólo hay una oportunidad para ser feliz y esa oportunidad es hoy, disfruta al máximo y todo saldrá bien”.

Graciela Duarte, la doctora de la risa, Mimí, comentó que sonreír genera respuestas con sonrisas, por eso la importancia de generar ambientes favorables.

“Aprende a reírte de ti mismo frente al espejo, proyecta tener un día grandioso y ve generando ese hábito, porque es como pintar de colores y llenar cada espacio con pequeños detalles como una sonrisa, una canción, una palabra amable y son un cúmulo de momentos felices y eso debemos de hacer en el diario andar, fijarnos en los pequeños detalles que nos hacen felices sin ningún costo”, puntualizó.

Marcia Flores, la doctora de la risa Marcianita, comentó que la risa provoca la liberación de hormonas y genera un estado de relajación, además de propiciar el cambio de actitud.

“La risa va aunada a la felicidad, por eso baila y ríe como si nadie te estuviera viendo y eso te hará hacer disfrutar más la vida”, señaló.

¿Cómo conseguir la felicidad?

La psicóloga Yéssica Martínez Soto emitió tres útiles consejos que se pueden practicar diariamente y desde casa.

El primero es elaborar un Botiquín Emocional.

El cual consiste en tener un espacio físico donde guarde elementos que personalmente le provoque felicidad a la persona.

Como una foto, una película que siempre hace reír, el primer dibujo del hijo, una nota del noviazgo, entre otros.

Cualquier elemento que signifique y genere una emoción positiva.

El botiquín se abre cada vez que la persona se sienta estresada, enojada o triste como mecanismo para salir del estado de ánimo, es una forma de autorrescate.

La segunda recomendación es el Diario de la Existencia.

Consiste en conseguir un diario donde todos los días, a la hora elegida por la persona, escribirá que fue lo bueno que le haya pasado en el día.

Cualquier cosa puede ser positiva, como conocer una nueva persona, un chiste o simplemente el hecho de haber despertado a un nuevo día.

El objetivo es que al finalizar un mes, se puede leer y recordar todas las cosas buenas que pasaron en la vida de la persona.

Una tercera recomendación es participar en actividades extraordinarias, acciones que permitan la trascendencia o en apoyos solidarios.


Yéssica Martínez Soto, coordinadora de Formación Básica en la Facultad de Ciencias Humanas de la UABC.

Escribir

La psicóloga Yolanda Silva aconseja sentarse, escribir en un papel preguntas como: ¿Tengo alguna responsabilidad en lo que ha pasado?, ¿Qué he hecho Yo para mejorar o empeorar esta situación?, ¿qué puedo hacer para sentirme mejor?, ¿He vivido alguna situación parecida en el pasado?, ¿he sobrevivido?.

¿Está en mi mano que no se repita la situación?, si está en mi mano ¿qué puedo hacer para que no se repita? y, si no lo está, ¿qué puedo hacer para tomármelo mejor la próxima vez?

Posteriormente hablarlo con alguien, porque escuchar las respuestas en voz alta ayudará a saber cómo hacen sentir las conclusiones, se ponen en orden los pensamientos y reflexiones.

Para esa práctica hay que elegir una persona confiable, que sepa escuchar sin pretender influir con sus consejos u opiniones.

Y se concluye la práctica con un premio personal, como acudir a un restaurante, leer un libro, ir al cine, entre otras recompensas.

“Prémiate con algo bueno y positivo para ti, porque tú eres la persona más importante de tu vida”, detalló.

Yolanda Silva precisó que cuando se sienta que se necesita ayuda en la vida diaria y no se sabe cómo afrontar las situaciones vividas, es el justo momento donde se aconseja recibir tratamiento, ayuda profesional, porque el objetivo es vivir en Felicidad.

Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados. Los comentarios que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de forma automática. Revise por favor las reglas completas que regulan los comentarios de los usuarios.