Publicada: 09/01/2013 18:07    Por: Gerardo Fragoso   gfragoso@lacronica.com  

Carmelo desea seguir siendo útil a la ciudad

Yo tengo más de 15 años aquí, casi 1. Aquí he tenido tropiezos y me he levantado, exclama, como carta de presentación, José Carmelo González Bastida, quien, a sus 53 años de edad, enfrenta cada día un desafío, pero se niega a entregarse a la salida fácil, de la de la subvención y la dádiva, luchando por seguir siendo útil a la sociedad. Foto: Jorge Galindo.
"Yo tengo más de 15 años aquí, casi 16. Aquí he tenido tropiezos y me he levantado", exclama, como carta de presentación, José Carmelo González Bastida, quien, a sus 53 años de edad, enfrenta cada día un desafío, pero se niega a entregarse a la salida fácil, de la de la subvención y la dádiva, luchando por seguir siendo útil a la sociedad. Foto: Jorge Galindo.
Comentarios
MEXICALI, Baja California(PH)"Yo tengo más de 15 años aquí, casi 16. Aquí he tenido tropiezos y me he levantado", exclama, como carta de presentación, José Carmelo González Bastida, quien, a sus 53 años de edad, enfrenta cada día un desafío, pero se niega a entregarse a la salida fácil, de la de la subvención y la dádiva, luchando por seguir siendo útil a la sociedad.

La diabetes lo ató a una silla de ruedas y la muerte en vida parecía abrasarlo con toda su fuerza: "Esto me pasó por la enfermedad (que tengo). Me salió una ulcera en el pie, en la planta. De ahí se me desarrolló y me cayó gangrena. Por eso me amputaron el pie, para poder sobrevivir".

Fueron días tangiblemente aciagos: "Mi depresión fue muy grande, no lo podía creer, porque yo era como los venados. Iba de aquí para allá. Pero me siento dichoso porque Dios me ha dado otra oportunidad de seguir adelante".

Actualmente, González se gana la vida quitando y colocando placas en el estacionamiento de la recaudación Auxiliar de Rentas, lugar donde, provisto de un pequeño kit de desarmadores, busca darle un sentido laboral a su andar, luchando por mantenerse como un ciudadano productivo.

"Aquí no recibo ningún respaldo de nadie, más que de la ciudadanía, de los usuarios, a la hora que ellos quieran, pues me corren", expresa con temor manifiesto, explícito.

"Acá hay personas muy buenas y muy malas, como en todas partes. Usted sabe que no somos moneditas de oro. Pero la mayor parte aquí ya me conoce y me brinda su apoyo. Me reconocen como un buen guerrero", afirma, ufano.

González enfrenta cada día nuevos desafíos y sigue luchando con un padecimiento que no se conforma con todo lo que le ha lacerado: "Ya no miro bien por la diabetes. Tengo cataratas y unos derrames, por la misma enfermedad".

"Quiero ir a que me cheque un oculista, para que me de un diagnóstico, una solución, porque yo quiero ser útil para la sociedad todavía. Yo quiero recuperar algo de mi vista, porque no quiero ser un inútil", concluye este hombre, al tiempo que se prepara para recolocar otra matrícula.



...
   
Sin calificar
Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados. Los comentarios que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de forma automática. Revise por favor las reglas completas que regulan los comentarios de los usuarios.

1 COMENTARIO(S)
 


Ordenar por:
un ejemplo para la bola de ratas que quieren trabajar
 
9-Ene-13 I 19:14
De Acuerdo 0
En Desacuerdo 0 I

ELIMPARCIAL.COM FRONTERA.INFO FRONTERA.INFO/ENSENADA PRENSA ESCUELA AEE FUNDACIÓN DON JOSÉ S. HEALY
Todos los Derechos Reservados © 2010 LA CRONICA, Identidad y Expresión de Mexicali.
SÍGUENOS EN:
Twitter LACRONICA.COM
Facebook LACRONICA.COM
Google LACRONICA.COM