Vida de inmigrante en Francia cambia de la noche a la mañana, ahora es toda una celebridad

Vida de inmigrante en Francia cambia de la noche a la mañana, ahora es toda una celebridad

TENDENCIAS:

Vida de inmigrante en Francia cambia de la noche a la mañana, ahora es toda una celebridad

Vida de inmigrante en Francia cambia de la noche a la mañana, ahora es toda una celebridad
Por: |
(Tomada de la Red)
Un inmigrante maliense apodado 'Spiderman' por escalar cuatro plantas para salvar a un niño que colgaba de un balcón en París, ha contado cómo se ha convertido en una celebridad en Francia cuando comienza una nueva vida como bombero.

Mamoudou Gassama se convirtió en una estrella de la noche a la mañana y se reunió con el presidente luego de que rescató a un menor de cuatro años.

Unos meses después de esa increíble hazaña, Mamoudou contó cómo su vida se transformó por completo.

Hablando desde su casa en el suburbio parisino de Montreuil, el héroe de 22 años admitió: "Mi vida ha cambiado enormemente, y cada día mejora. Poco después del rescate, me dieron una medalla y la ciudadanía francesa y ahora tengo mi propio apartamento. Ahora estoy por comenzar un nuevo trabajo en el servicio de bomberos, y no puedo esperar. Estoy muy contento y lleno de alegría”.



Esas escenas contrastaban con las descripciones de Mamoudou sobre su peligroso viaje desde Yaguine, la ciudad en la región de Kayes, al sudoeste de Malí, donde nació y se crió.

El área rural está atormentada por la pobreza, lo que provocó que los que vivían en la antigua colonia francesa trataran de encontrar trabajo en el extranjero, indica Daily Mail.

La guerra en el norte del país que involucra a las fuerzas armadas de Francia y grupos como Al-Qaeda y los rebeldes Tuareg han hecho que la situación sea aún más inestable para los jóvenes como Mamoudou.

Primero salió de Malí cuando tenía 16 años, pasó tres años en Costa de Marfil, vendiendo tomates y pimientos en su ciudad capital, Abidjan, mientras trabajaba en obras de construcción.

Cuando llegó a los 20 años, decidió viajar las 3,600 millas de Yaguine a París, donde los miembros de la familia, incluidos tres hermanos, ya tenían su base.



Seguían los viajes en a través de Burkina Faso, Níger y Libia, y luego Mamoudou sufrió un terrible viaje por mar a Italia.

"Libia fue la peor", dijo Mamoudou. "El país estaba sumido en el caos después de la guerra en la que murió el coronel Gadafi.

"Pasé mucho tiempo ocultándome de las milicias armadas que me golpearon y me encerraron en un punto. Luego hubo días en el Mediterráneo donde todos estaban enfermos y con miedo a ahogarse.

"Finalmente llegamos a Italia, donde pude encontrar trabajo en Roma por un tiempo, antes de viajar a París en septiembre del año pasado".

Finalmente, Mamoudou encontró una habitación en el albergue, que compartió con uno de sus hermanos y otros amigos, pero siempre estuvo preocupado porque las autoridades lo arrestaron.

"Como tantos inmigrantes, sufrí terribles dificultades", dijo. "El trabajo casual era muy difícil de encontrar, y siempre estuve preocupado por la policía".

Todo eso cambió en mayo cuando Mamoudou arriesgó su vida para escalar cuatro plantas y salvar al pequeño Raphael, cuyo apellido no puede ser divulgado por razones legales.



Inicialmente, su padre fue detenido y aún enfrenta un juicio por permitir que Raphael cayera del quinto al cuarto piso, antes de terminar por aferrarse a un balcón.

El padre estaba de compras, y luego pasó un tiempo jugando Pokemon Go antes de regresar a casa.

Mientras tanto, la madre de Raphael estaba visitando a su familia en la isla francesa de Reunion, en el Océano Índico.

TÓPICOS:
Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados