Inicio

Cetys La cronica
COLUMNAS
 
Zona Sísmica
Elka Chanilla
Comentarios
Día límite de
verificación vehicular
El tema de la verificación vehicular ha causado preocupación en muchas personas, máxime cuando está por acercarse la fecha fatal del 16 de julio, día a partir del cual el citado trámite será obligatorio para todos los automóviles.
La medición de la capacidad de un automotor para contaminar o no, es algo que lleva décadas aplicándose en el centro del país, a lo que hubo resistencia en un principio y luego –como pasó con el “Hoy no Circula”, que podría ser el siguiente paso – la población se fue adaptando, aunque ello también implicó cambios en los hábitos de consumo y uso en el tema de los vehículos.
Al igual que aquí, la notoria y excesiva polución del aire fue lo que detonó esa medida. A fuerza de ser aplicada, la calidad de lo que se respiraba en la capital del país fue mejorando y los imecas –unidad mexicana hecha ex profeso para medir lo contaminado o no que estaba el Distrito Federal – fueron descendiendo, pero igualmente hubo que pagar un precio.
Los primeros afectados fueron quienes poseían automóviles descuidados, aquellos que vivían despreocupados por realizarle servicios a su vehículo, que no les importaba que fuese una auténtica lata que por obra y prodigio de Dios caminaba, emanando del escape una cantidad por demás visible de contaminantes, en forma de humo.
Esos automóviles fueron sacados de circulación, ante la imposibilidad de que una reparación dejara sus estándares en términos aprobables.
Pero dicho ‘corte’ también laceró a quienes no tenían dinero para comprar un automotor de mejor calidad o más reciente modelo. En nombre de la contaminación, se dejó sin vehículo a varias familias, o se les puso en una situación complicada para tenerlo.
El caso bajacaliforniano es muy distinto al de la Ciudad de México. Allá no había la cantidad de automóviles usados que hay en esta frontera.
A fuerza de ser sinceros, hay que aceptar que muchos de los automóviles que circulan en la ciudad –la mayoría de origen estadounidense –, no están en condiciones de pasar verificación alguna, porque, para empezar, muchos no tienen el convertidor catalítico, que es la gran clave en estos casos.
Esos automóviles, más tarde o más temprano, serán sacados de la circulación, porque de lo contrario se perdería el motivo por el cual se efectúa la verificación vehicular, que es descender las emisiones contaminantes en la entidad.
Será necesario entonces generar los lugares por donde correrán los que, desafortunadamente, vean a su vehículo reprobar dicha prueba sin remedio.
La primera vertiente debe ser fortalecer el transporte público. Puede ser el momento para hacer una reingeniería de las rutas que, en la capital del Estado, están deficientemente trazadas, pues se agolpan en diversos puntos, mientras existen grandes claros por donde no pasa una sola.
Otra línea de acción debe ser facilitarles a las personas la compra de un vehículo nuevo o de uso, pero en este último caso en buenas condiciones, con un comerciante que le venda un automóvil capaz de pasar la verificación, y no un problema.
Todos los años atestiguamos como aumentan los problemas respiratorios en las personas que viven en Baja California, merced a esa contaminación invisible, pero venenosa al máximo. Por ello, no es opción desdeñar la verificación vehicular, mucho menos aplazarla o desaparecerla.
Pero hay que evitar que ocurra lo que en el Distrito Federal, donde las personas con recursos económicos limitados fueron las más perjudicadas por la norma, privándoles de tener una comodidad que, sobretodo en una ciudad tan cálida como esta, tiene cada vez más un matiz de auténtica necesidad.
Hace ruido nombramiento
La llegada de Francisco Castro Trenti a Rosarito, que este día asumirá la Dirección de Seguridad de Pública en una sesión de Cabildo prevista para las 10:00 horas, ha despertado una serie de inconformidades, no sólo dentro de la tropa sino también en algunos grupos organizados de la localidad.
Y es que la teoría de que su ingreso corresponde a intereses políticos y no al mejoramiento en esta materia, ha ido cobrando mayor fuerza porque para nadie es desconocida la cercanía que existe entre el senador Fernando Castro Trenti y el alcalde Javier Robles, pues de qué otra manera se podría interpretar este inesperado cambio cuando se habla de que el ahora ex director Magdaleno Vázquez estaba realizando un buen trabajo y no existe en teoría, ningún motivo para sustituirlo.
Y es precisamente ese punto por el que le pedirán una explicación los organismos empresariales y comerciales a Robles Aguirre, pues resulta contradictorio que apenas hace unas semanas el propio Gobierno, en voz del alcalde, alabara el desempeño y entrega del Mayor de Infantería retirado.
Bajo ese panorama recibirá el mando Francisco Castro Trenti, quien incluso estará siendo visitado por algunos representantes de los organismos inconformes durante la sesión de Cabildo donde será electo y se le tomará la protesta de ley.
Y siguiendo con el tema de la seguridad, el viernes por la mañana estará en este Municipio Óscar Vega Marín, secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, para hablar de los remanentes que existen del programa Subsemun para ver si a Rosarito le toca una parte del pastel pero como Robles Aguirre estará fuera de la ciudad promocionándola entre los cachanillas, tocará a Catalino Zavala, secretario General, atenderlo.
Caso Itzel
Parece que gente aprovechada quiere sacar provecho del sufrimiento de la familia de la pequeña Itzel, la niña que necesita recibir atención médica y la cual fue ofrecida en Arizona, Estados Unidos.
Resulta que la familia ya ha sido víctima de dos robos en su casa, donde los “amantes de lo ajeno” han hurtado algunos de los artículos que la comunidad ha donado de manera altruista.
Quien parece ya intervino fue el Secretario de Seguridad Pública, Daniel de la Rosa, quien habrá que decirlo, desde un inicio ha seguido el caso y ofreció el apoyo a la familia para parar estos robos, ya que la casa de queda sola debido a que ellos se están moviendo para conseguir todo lo necesario para el viaje de la menor.
Otro caso que se presentó es el de un hombre “boteando” en la calle pidiendo dinero para la pequeña, cosa que la familia no ha hecho en ningún momento, por si usted ciudadano se lo topa, repórtelo a las autoridades ya que se trata de un aprovechado que busca el beneficio a costa de otros.
Por cierto, la pequeña Itzel y su madre están sólo a la espera de que el CAS, que recién lo acaban de inaugurar formalmente, les de el sí para la visa humanitaria para agarrar maletas y partir rumbo a Arizona, donde ya esperan a la niña para recibir atención médica.

Fecha de Publicación: 12/07/2012
OPCIONES DE NOTA
   
Sin calificar
Los comentarios en las columnass son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados. Los comentarios que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de forma automática. Revise por favor las reglas completas que regulan los comentarios de los usuarios.

0 COMENTARIO(S)