COLUMNAS
ECOANÁLISIS
Ecoanálisis

Son objetos, no luces

Desde hace 6 años que residentes de la Colonia Pólvora en el corazón del valle de Mexicali, B.C., nos han confiado que en los veranos aparecen luces en el cielo que no son globos, aviones o satélites. Como dato curioso, cuentan que cuando se intenta arcarse a ellas desaparecen. El Sr. Javier Verdugo, colono activo, ha observado con binoculares que no desaparecen, sino que se apagan y se puede ver su forma ovoide opaca aún en la oscuridad de la noche. En el pasado he visto cosas extrañas en el cielo que no puedo identificar, menos explicar. La noche del lunes 10 de abril de este 2017 fui testigo de un fenómeno que queda en la dimensión desconocida.

Regresábamos de la Ciénaga de Santa Clara de pescar, cuando al pasar el Ejido Oaxaca en tránsito hacia el Nuevo León, vimos bajar varios meteoritos juntos, recuerdo a unos 4 muy pegados, dejando una estela de luz azul y desapareciendo, que como meteoritos, se desintegran al entrar a la atmósfera terrestre. Vi el reloj del carro y eran las 8:58 de la noche. Ocho minutos después 8 luces aparecieron hacia el Norte, flotando sin hacer ningún ruido. Javier Verdugo que venía de copiloto nos dijo: “Esas son las luces que les digo aparecen en Pólvora cada verano”.

Nos bajamos del carro para observar detenidamente el fenómeno. Inmediatamente Javier recibió una llamada de un rancho contiguo al Poblado El Peligro, de una persona que estaba viendo las luces hacia el Norte, “qué chulada” expresó el colono. Mi hermano Armando tomó muchas fotos con telefoto de 300 milímetros y cámara con 16 mega pixeles. El avistamiento duró nos 3 minutos solamente. Una a una las luces se fueron apagando. Esa misma noche supimos que fueron vistas por miles de mexicalenses y el Canal 66 difundió un video del evento.

Ahora bien, ¿tiene relación el racimo de meteoritos con las luces? ¿Serían lo que creímos eran 4 meteroritos en realidad 8 empalmados y después de ingresar a nuestra atmósfera se manifestaron como luces? Hace un año a la misma hora, 11 luces similares fueron vistas sobre el mar desde Tijuana y San Diego, CA. ¿Coincidencia? Gracias a los 300 milímetros y los 16 mega pixeles que los cientos de celulares que los grabaron esa noche no tienen, en la pantalla de la computadora podemos constatar que no son luces, sino objetos geométricos y tridimensionales como medias esferas con un lado incandecente orientado hacia el Norte.

No volaban, estaban suspendidos desafiando la gravedad terrestre. Los colonos opinan que siempre se ven sobre la Falla de San Andrés, que atraviesa el valle mexicalense. Las tomas desde la ciudad comparadas con nuestras fotos arrojan desde diferentes ángulos, perspectivas distintas pero siempre en la formación 3X3X2, mientras no se apagaron. No son estrellas ni fuentes ardientes, son objetos hasta ahora desconocidos para la gran mayoría de nosotros. Espero que pronto podamos tener una explicación convincente del fenómeno. Vea las fotos en mi FB.

* El autor es investigador ambiental independiente.

Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados. Los comentarios que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de forma automática. Revise por favor las reglas completas que regulan los comentarios de los usuarios.