COLUMNAS
JUEGOS DE PODER
Juegos de Poder

Orgullo de escribir en este joven centenario

Mi incursión como editorialista semanal en un medio de comunicación comenzó el once de septiembre de 2001. Ese día apareció mi primera editorial en el periódico El Universal. Supongo que nadie la leyó porque esa fecha el mundo cambió con los ataques terroristas en Nueva York y Washington. En 2003, Grupo Ángeles compró Imagen Radio. Su joven director, Ernesto Rivera, me invitó a colaborar en este nuevo proyecto. Acepté de inmediato y, desde entonces, orgullosamente soy parte de este grupo mediático que ha crecido impresionantemente de una estación de radio a un conglomerado de medios, uno de los más grandes del país.

A principios de 2006, Imagen compró uno de los periódicos con una gran tradición histórica en el país pero que estaba a punto de fenecer en ese momento: Excélsior. Yo por esas épocas seguía, muy contento, escribiendo mi editorial semanal en El Universal. Un día, Olegario Vásquez Aldir me llamó para invitarme a comer. Fuimos al Bice del Camino Real de Polanco. Esa comida cambiaría mi vida.

Yo intuía que Olegario me pediría que me fuera con ellos al Excélsior, lo cual sería un problema porque, por un lado, yo estaba muy contento en El Universal y, por el otro, apreciaba mucho a la gente de Imagen que me había abierto las puertas al fascinante mundo del radio. Nunca me imaginé lo que me ofrecería Vázquez Aldir. Efectivamente, me propuso irme a Excélsior, pero como columnista. Además me dijo que no tendría problema alguno si aceptaba ya que él personalmente lo había platicado con Juan Francisco Ealy Ortiz, dueño de El Universal.

Ni en mis sueños más guajiros yo me visualizaba escribiendo un texto diario. Sacudido por la oferta, le pedí a Olegario unos días para pensarlo. Lo consulté con mis mentores, amigos y familia y, al final, acepté. Aquí estoy, después de once años, escribiendo “Juegos de Poder” en Excélsior de lunes a jueves. Ha sido una experiencia maravillosa. Me ha tocado analizar eventos nacionales e internacionales muy interesantes. Y lo he podido hacer con total libertad porque nunca me han cambiado ni una sola coma.

El sábado este diario cumplió cien años. Se dice fácil, pero no son muchos los periódicos que han logrado sobrevivir tanto tiempo. La grandeza histórica de Excélsior lo ha salvado. En 2006, este medio estaba a punto de morir. Venía agonizando desde aquel infame ocho de julio de 1976 cuando el presidente Luis Echeverría movió los hilos de poder para sacar de la dirección de Excélsior a Julio Scherer, quien salió ese día del periódico en compañía de los mejores reporteros, columnistas y editorialistas que había. Treinta años después, los cooperativistas, que habían apoyado este golpe en contra de la libertad de expresión, tenían al periódico al borde de la quiebra. El único valor editorial que tenía Excélsior era su nombre que, por increíble que parezca, todavía era recordado por el enorme prestigio periodístico que había tenido.

Grupo Ángeles entendió el valor que tenía el cabezal y se arriesgó, contra lo que muchos le recomendaban, a comprar Excélsior. Olegario, su padre, y los directivos de Imagen (Ernesto Rivera, Roberto Salmerón, Ignacio Anaya y Mario Pintos) tuvieron le enorme tarea de reorganizar por completo el periódico. En la parte editorial, contrataron un grupo de jóvenes periodistas con ideas modernas, encabezados por Daniel Moreno, para refundar el diario. Muy pronto llegaría a la dirección editorial un periodista muy profesional, formado en la escuela de Julio Scherer, Pascal Beltrán del Río, quien sigue siendo nuestro director.

En este cumpleaños número cien, quiero agradecer, primero que nada, a Olegario Vázquez Aldir que fue el que me hizo columnista y, después, a todos los que en Grupo Imagen me han apoyado y respetado mis ideas. En estas páginas he tenido completa libertad de decir lo que pienso. Desde luego que yo soy el responsable único de lo que se publica de lunes a jueves en los “Juegos de Poder”.

En mi casa, cuando era niño, el periódico que se leía era el Excélsior de Scherer donde publicaban Daniel Cossío Villegas, Miguel Ángel Granados Chapa, Ricardo Garibay, Jorge Ibargüengoitia y Gastón García Cantú. Hoy me siento muy orgulloso de llevar once años publicando en ese mismo periódico, ahora acompañado de grandes reporteros, columnistas y editorialistas. Felicidades a todos los que hacen posible que siga vivo este joven de cien años.

Twitter: @leozuckermann

Correo electrónico: leo.zuckermann@cide.edu

*- El autor es analista político/profesor investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados. Los comentarios que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de forma automática. Revise por favor las reglas completas que regulan los comentarios de los usuarios.