COLUMNAS
PALABRA POR PALABRA
PALABRA POR PALABRA

Tiritar

En otras latitudes están tiritando de frío. Pero, lo que es aquí, el Sol brilla con su presencia y al mediodía nos abrasa y también nos abraza. Al menos en forma metafórica nos abrasan con sus candentes brasas y nos abrazan con sus radiantes brazos.

No es una exageración: El cambio climático persiste empecinado en demostrarle al infausto “Señor de los tweets” que está rotundamente equivocado. Basta con ver las imágenes de los canales de Venecia congelados o leer algunos encabezados periodísticos, como estos: “Europa afronta las mayores olas de frío de su historia”. “Fuertes nevadas en Japón causan numerosas víctimas”. “Animales caen congelados al bajar la temperatura a 56 °C en Kazajstán”. “Aterrador «tsunami de hielo» sepulta con vida a una manada animales salvajes en Alaska”.

Lo sé. Usted me podrá decir, “el mal clima siempre ha existido”. Sí, es cierto. Pero ahora cambian los ciclos atmosféricos, se recrudecen los fenómenos meteorológicos y se agudizan las fatales consecuencias.

Aunque se diga lo contrario, sobran palabras para explicar el daño que el propio humano le causa al hábitat común. La devastación del planeta Tierra propiciada por la polución, erosión y omisión. La lluvia ácida, el deterioro de la capa de ozono; el cierto y aniquilante cambio climático ¿hasta cuándo vamos a ponernos las pilas?

LA PALABRA DE HOY: ATERIR

Cuando uno está aterido es que se encuentra pasmado de frío. Al parecer, su etimología parte de la raíz indoeuropea 'tera' que significa frotar. Así, pasa al latín atterêre o adterêre con el significado de “desgastar por frotamiento” que fácilmente se puede relacionar con el está encogido y pasmado por un frío extremo.

El aterido tirita de frío, aunque también tirita el que tiene miedo. Suele darse como buena la explicación de que tiritar es la onomatopeya “tir-tir”, sonido que producen los títeres en movimiento, como si bailaran con una singular temblorina o tembladera.

DE MI LIBRERO: 'COMO LA LLUVIA'

Hace casi una década, en la Casa de las Américas en Madrid, se presentaron dos poemarios de José Emilio Pacheco editados en España: 'La edad de las tinieblas' y 'Como la lluvia'. Dichas publicaciones coincidían con la entrega del Premio Cervantes que recibió en 2009.

Pues bien, muy pronto presentaré parte de la obra poética de José Emilio Pacheco dentro de un nuevo ciclo de Los Imprescindibles en el Café Literario. Será el lunes 12 de marzo a partir de las 19:00 horas.

Entre otros, leeré poemas de 'Como la lluvia' con temas de actualidad como el Alzheimer, el autismo, la violencia en México, los embates de la naturaleza y la vejez. Aquí les dejo una probadita: “Pasó por mí el año pasado. / Pasé a través de él como si fuera una fantasma. / Pasó por aquí sin vernos. / A su paso dejó más muertos / y fue a morir entre los otros pasados”. Y yo me quedo hoy… tiritando de emoción.

El autor es profesor de Redacción Creativa en Cetys Universidad.

Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados. Los comentarios que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de forma automática. Revise por favor las reglas completas que regulan los comentarios de los usuarios.