COLUMNAS
PALABRA POR PALABRA
PALABRA POR PALABRA

Galeno

“En memoria de Lorenzo Lino Olvera, galeno por antonomasia”

Una costumbre que no cambiará es decirle doctor al médico. Pero, un doctorado no es una profesión sino el grado académico más alto. Distinción que también se otorga honoris causa. En la práctica, un médico es la persona licenciada y legalmente autorizada para ejercer la medicina. Lo cual es bastante, aunque no tenga especialización, maestría o doctorado.

En cambio, resulta poco frecuente decirle galeno al médico. Lo cual se justificaría si el médico es un galeno con todo lo que ello implica. Y, al suponer que son muy pocos los que utilizan dicha palabra, menos han de conocer su origen y significado. O, ¿me equivoco?

Por si acaso, lo puntualizo: Galeno de Pérgamo fue el médico más célebre de la antigüedad, más famoso aún que Hipócrates del que hoy tenemos mayor referencia por el juramento hipocrático que realizan los médicos para ejercer noblemente su profesión. Pero, la obra de Galeno, comprendida en cientos de tratados sobre teoría y práctica de la medicina, fue la de mayor consulta durante siglos.

Ahora bien, enfatizo que Galeno es una palabra de origen griego que significa “el que está tranquilo”. Cualidad que apreciamos en algunos médicos que no son impacientes ni nerviosos, con o sin doctorado.

Al rescatar del baúl de los arcaísmos esta reconfortante palabra, lo hago ante la salida de emergencia de este mundo de mi querido hermano Lorenzo, el médico de mi familia: ¡Un galeno por antonomasia!

LA PALABRA DE HOY: GALENO

Lo dicho. El vocablo 'galēnos' es de origen griego y significa “calmado, sereno, tranquilo”.

Pérgamo, situado en Asia Menor (actualmente Turquía), es el lugar en donde nace Galeno en el año 130 d.C. Galeno tuvo como lengua materna el griego y desarrolló una profunda cultura helenista. Pero, territorialmente fue ciudadano romano. La mayor parte de sus estudios los realizó en Alejandría y se especializó en traumatología como médico de la escuela de gladiadores de Pérgamo.

Por sus amplios conocimientos teóricos y atinada praxis, Galeno fue el médico particular del emperador Marco Aurelio y, al largo de su vida, superó a los dogmáticos incorporando la metodología que lo encumbró como el primer gran médico completo de su época y más allá… Eso fue mi hermano: “Un médico completo; un galeno en toda la extensión de la palabra”.

DE MI LIBRERO: 'SINUHÉ, EL EGIPCIO'

Excepcional novela del finlandés Mika Waltrari, que transcurre en el Antiguo Egipto durante el reinado del faraón Akenatón, primer gobernante monoteísta. Pero Sinuhé, el protagonista principal, fue el médico real y la trama nos cuenta la historia de su exilio después de la muerte de Akenatón. Además de haber fracasado en su relación con una cortesana, también perdió la casa de sus padres, su herencia, pero no pudo manipular el cariño de esa mujer hacia él. Aparte de los sucesos ocurridos en Egipto, la novela también relata los viajes de Sinuhé por Babilonia, la Creta Minoica y otros pueblos vecinos.

Aunque la vida no fue generosa con Sinuhé, en su corazón vivió inextinguible la confianza en la bondad de los hombres. Un galeno por excelencia.

El autor es profesor de Redacción Creativa en Cetys Universidad.

Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados. Los comentarios que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de forma automática. Revise por favor las reglas completas que regulan los comentarios de los usuarios.