COLUMNAS
OBSERVATORIO MEDIATICO
OBSERVATORIO MEDIÁTICO

¡Que la gente hable!, ¿lo recuerdan?

"¡Felicidades La Crónica por 27 años cumplidos!"

Pocas ocasiones he referido alguna situación en particular, pero esta vez abordaré un hecho que es probable que ocurra en otros lugares de Mexicali. Me refiero a cierto tipo de obras que el actual Ayuntamiento realiza mediante la Junta de Urbanización para mejorar las condiciones de las calles y avenidas de esta ciudad. En octubre pasado fuimos citados los vecinos del fraccionamiento donde está mi casa, para comunicarnos que se iniciarían obras de repavimentación de las calles del fraccionamiento, el cual está compuesto por apenas cuatro; es un conjunto de casas que se construyeron en la década de los 80.

A la reunión convocada por dicha Junta mediante volantes en cada casa, acudimos un buen número de vecinos para escuchar el plan de trabajo que se proponía para reencarpetar las calles de dicho fraccionamiento. Cierto que esas calles necesitaban dicho trabajo no sólo por el tráfico habitual sino más bien por lo frecuentes socavones que ocurren, principalmente en época de invierno, cuando las tuberías se rompen y empieza a brotar agua. La reunión transcurrió con tranquilidad y al pedir la opinión de los vecinos por los convocantes de dicha reunión, estos preguntaron de que necesitaba antes un dictamen de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Mexicali para saber si las tuberías ocultas estaban en buen estado, pues no tenía sentido repavimentar si otra vez éste se dañaría cuando surgieran los hoyancos al romperse la tubería y brotar el agua. Se discutió sobre este tema, la persona de la Junta aseguró que la Cespm había hecho un dictamen y que todo estaba bien. Entonces los reclamos subieron de tono pues era evidente que después de tantos años de haberse construido el fraccionamiento y que cada año se sufrían estos problemas de fuga de agua, no se podía creer que dicha tubería estuviera en buen estado, incluso en algunas casas los materiales con los cuales fueron hechas presentan envejecimiento por razones de uso, con mayor razón las calles que son transitadas todos los días por diferentes vehículos.

Al final, se acordó por las personas que representaban a la Junta que habría una nueva reunión en la que se presentaría el dictamen de la Cespm para tranquilidad de los vecinos y que el costo que cada uno tendría que aportar a la obra, estaría bien empleado.

¿Adivine usted amable lector qué sucedió? Pues la semana pasada nos avisaron que retiráramos los carros de la acera pues empezaban las obras, por cierto de una empresa privada; claro, no podía ser de otra manera ya que estas obras dejan ganancias a estas compañías, con el dinero de los contribuyentes. Y sí, empezaron las obras de rehabilitación de la calle con un compuesto de ese tipo que se suele utilizar para pavimentar las calles de la ciudad. Pues bien, las autoridades, hicieron caso omiso de la petición de los vecinos y “arreglaron” la calles, hasta que nuevamente aparezcan los socavones por fuga de agua. Y entonces, ¿ dónde quedo esa famosa frase de que "la gente hable"? ¿Usted qué opina?

El autor es profesor-investigador de la Facultad de Ciencias Humanas de la UABC.

Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados. Los comentarios que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de forma automática. Revise por favor las reglas completas que regulan los comentarios de los usuarios.