COLUMNAS
ZONA SÍSMICA
Zona Sísmica

Aspirantes

Se va a poner interesante el proceso de selección de dos magistrados del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE), donde hay 34 aspirantes de Mexicali, Tijuana, Tecate, Rosarito y Ensenada, apuntados en busca del cargo con sueldo de 108 mil pesos mensuales, entre ellos varios jueces del Nuevo Sistema de Justicia Penal, jueces familiares, secretarios proyectistas y un ex director de la Policía Judicial del Estado.

El proceso iniciado por el Consejo de la Judicatura del Estado, donde firma como presidente Jorge Armando Vásquez, ya concluyó con la recepción de documentos de los aspirantes, por lo que son los 34 quienes acreditaron la etapa de elegibilidad, así que ahora ya están en la etapa de exámenes sicométricos y valores éticos.

Es posible que haya varios profesionales del derecho que no participaron porque se creyeron la "advertencia" del Consejo de la Judicatura, en el sentido de que la vacante dejada por el ex magistrado Carlos Cataño González estaba sujeta a su posible regreso de una inhabilitación ordenada por el Consejo de la Judicatura, pero al final esto resultó como querer asustar con el petate del muerto a los aspirantes.

Así que quienes sí le entraron al concurso y están en la siguiente etapa son, en orden alfabético: Ruth Esperanza Álvarez Fuentes, Karla Patricia Amaya Coronado (juez segundo de lo familiar), Luciano Angulo Espinoza (juez de control), Jesús Angulo Guzmán, Everardo Basilio Ríos (secretario de acuerdos Juzgado Cuarto Civil), Jesús Eduardo Bravo Carballo, Sergio Cabrera Padilla (ex director de la Policía Judicial del Estado, ex juez), María Enriqueta Carmona Cruz (secretaria proyectista Quinta Sala del TSJE).

Además, Álvaro Castilla Gracia (juez especializado en adolescentes), Héctor Antonio Cortez Peña (juez de control, con una denuncia en la Procurduría por delitos contra la administración de justicia), Jesús Antonio Chávez Hoyos (ex magistrado del TSJE), Ana María Elías González Rosas (jueza de control), Cynthia Monique Estrada Burciaga (jueza de Control en Tecate), Víctor Manuel Fernández Ruiz de Chávez (juez primero familiar en Mexicali y magistrado supernumerario del TSJE), Carlos Alberto Ferre Espinoza, Jorge Osvaldo Flores Ruiz, Alejandro Isaac Fragozo López, Andrés Garza Chávez.

Otros son Pedro Galaf Hernández García, Nelson Alonso Kim Salas, Rodolfo Lira Pedrín, Enrique Magaña Mosqueda (secretario general del Consejo de la Judicatura), Fanny Martínez Reyes (jueza penal en Tijuana), Gustavo Medina Contreras (magistrado supernumerario actualmente en funciones), María de Lourdes Molina Morales (jueza civil en Tijuana), Salvador Montoya Gómez (juez en el Valle), María Dolores Moreno Romero (secretaria general del TSJE), Juan Salvador Morones Pichardo (juez de control), Amado Salvador Ríos Vela (juez civil en Ensenada), José Antonio Serratos García, María Guadalupe Siono Verduzco (secretaria de acuerdos Juzgado Tercero Familiar en Mexicali), Humberto Tamayo Camacho (juez mixto en Rosarito), Gustavo Villarespe Muñoz (juez segundo familiar en Tijuana) y Marcelino Zepeda Berrelleza (juez civil en Ensenada, quien no logró quedar como magistrado en la pasada convocatoria).

Así que va a estar difícil para los consejeros de la Judicatura y luego para el Congreso del Estado decidir quiénes de los 34 aspirantes van a ocupar las dos vacantes del TSJE, una que ocupaba Cataño González y la otra del magistrado Raúl González Arias, quien dirá adiós al Poder Judicial del Estado en los primeros meses de 2018, porque cumplirá 70 años, edad a la que por ley tiene que dejar el cargo.

Sin acopio

Los cachanillas siempre se han mostrado solidarios para apoyar a las personas que han tenido alguna desgracia, como la pérdida de su patrimonio en casos de desastre, como es la situación actual de miles de personas en Oaxaca y Chiapas a causa del terremoto de 8.2 grados Richter que sacudió el Sur del País la semana pasada.

Muchas personas quieren ayudar, pero hasta el momento desconocen dónde o a través de quién hacerlo. Algunos particulares o instituciones civiles en Mexicali han empezado el acopio de artículos para los damnificados, pero son casos aislados.

No hay un centro de acopio oficial por parte de las autoridades estatales, municipales o federales, para poder canalizar la necesaria ayuda a quienes perdieron su patrimonio o a sus seres queridos.

Dicen que el argumento para no hacerlo es porque luego las autoridades tienen que costear los gastos de transporte de la ayuda. Pero si ese fuera el caso, a la mejor la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) manda un avión Hércules para el traslado o los de Ferrocarriles Mexicanos (Ferromex) se ponen guapos y no cobran.

Los cachanillas quieren ayudar a los compatriotas en desgracia, sólo que parece que falta liderazgo.

Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados. Los comentarios que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de forma automática. Revise por favor las reglas completas que regulan los comentarios de los usuarios.