COLUMNAS
MIRADOR
MIRADOR

Historias del señor equis y de su

trágica lucha contra La Burocracia

El Funcionario del Estado hizo llamar al señor equis y le dijo:

–Nos hemos enterado de que andas diciendo que la otra noche hubo un terremoto. ¿Por qué estás propalando esa mentira?

Respondió, tembloroso, el señor equis:

–Porque hubo un terremoto.

–No puede ser –se irritó el Funcionario del Estado–. Hace años el Más Alto Funcionario del Estado emitió un Decreto por el cual prohibió que haya terremotos. O tú mientes o el terremoto desobedeció la Ley.

–Yo no miento –se atrevió a contestar el señor equis.

–Entonces –manifestó el Funcionario– debes capturar al terremoto para aplicarle el castigo que corresponde a su desobediencia.

El señor equis se angustió.

–No puedo hacer tal cosa –gimió desesperado–. Es imposible que alguien pueda capturar un terremoto.

–Eso demuestra tu culpabilidad –dictaminó el Funcionario del Estado–. A la Cárcel contigo.

El señor equis está ahora en Prisión. Su única esperanza de salir es que haya otro terremoto.

¡Hasta mañana!...

Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados. Los comentarios que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de forma automática. Revise por favor las reglas completas que regulan los comentarios de los usuarios.